Red Velvet

Receta de red velvet

Este San Valentín os animamos a hacer esta llamativa torta o pastel, de un fuerte color rojo, cubierto de crema blanca, y degustarlo con tu pareja.

Ingredientes para preparar red velvet

  • 125 gr. de harina
  • 1/2 sobre de levadura en polvo
  • 1 cucharada de cacao en polvo (opcional)(ver nota 1)
  • 60 gr. de mantequilla o margarina
  • 1 huevo
  • 100 gr. de azúcar
  • 60 gr. de yogur natural (ver nota 2)
  • 1 cucharada de limón exprimido
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de colorante rojo
  • Para la cobertura:
  • 250 gr. de nata montada
  • 250 gr. de queso crema para untar
  • 100 gr. de azúcar glass

¿Cómo preparar red velvet?

  • Comenzaremos a preparar este curioso Red Velvet, tamizando la harina y la levadura en un bol. Una vez tamizadas, la mezclamos con el cacao en polvo, que podrá ser tamizado también o no, y reservamos.
  • En un cuenco pequeño, echamos el yogur, el zumo de limón y el colorante y lo mezclamos bien. Reservamos.
  • Aparte, en otro bol, batimos la mantequilla con el azúcar, añadimos el huevo y la esencia de vainilla, y continuamos batiendo hasta que todo esté bien incorporado. A continuación, añadimos la mezcla de harina y la mezcla del yogur que teníamos reservadas, poco a poco y removiendo bien.
  • Engrasar un molde apto para el horno de unos 15 centímetros de diámetro, e incorporar la masa anterior. Meterlo al horno caliente, a 180ºC, hasta que esté cocido (puede tardar entre 25 y 40 minutos, comprobando si está cocido pinchando el bizcocho con un palillo).
  • Mientras se cuece el bizcocho, vamos haciendo la cobertura de este Red Velvet, mezclando todos los ingredientes (la nata, el queso crema y el azúcar glass). Una vez bien mezclado, lo metemos en la nevera para que se enfríe y coja consistencia.
  • Para terminar, sacamos el bizcocho del horno, lo dejamos enfriar y cortamos Cuando esté el bizcocho frío, lo cortamos por la mitad (o en 3, eso es cuestión de la altura que tenga) y rellenamos con la misma crema que luego vamos a utilizar para cubrirlo todo... Y listo, un pastel o tarta delicioso cuyo color, el rojo, ha motivado su nombre Red Velvet.
Nota del autor:

1.- Si no se añade el cacao, el Red Velvet saldrá más rojo aún.

2.- El yogur puede sustituirse por un yogur de soja o 1 plátano machacado si eres vegetariano (vegano).

3.- Lo que si os advierto es que este Red Velvet mancha muchísimo, por lo que al comerla parecerá que os habréis pintado los labios de rojo pasión.